En el tercer post (aquí tienes el primero y el segundo) para planificar nuestra declaración de renta de 2017 vamos a ver algunos consejos si tienes inversiones financieras, has transmitido elementos patrimoniales o te has separado o divorciado.

Si tienes inversiones financieras:

  1. Si la entidad bancaria donde vas a cobrar tu nómina y domiciliar tus recibos, o a trasladar un plan de pensiones, te ofrece un regalo por ello, a la hora de echar cuentas tienes que saber que eso será una retribución en especie que tendrás que incluir en el IRPF como un rendimiento del capital mobiliario, valorándolo por su valor de mercado más el ingreso a cuenta correspondiente.
  2. Si posees acciones de una entidad cotizada y te entregan derechos de suscripción preferente que vendes, debes tributar por el importe obtenido por los mismos.
  3. Si eres socio de una sociedad no cotizada y este año te han devuelto aportaciones o te han distribuido prima de emisión, debes tener en cuenta que dichas cantidades tributarán como rendimiento de capital mobiliario.
  4. Si eras socio de una entidad y este año has ejercicio tu derecho a la separación, transmitiendo todas tus participaciones a la sociedad, produciéndose la subsiguiente amortización de las mismas, deberás tributar por la diferencia entre el valor de la cuota de liquidación social o el valor de mercado de los bienes recibidos y el valor de adquisición de los títulos transmitidos.
  5. Para pequeños ahorros a medio o largo plazo, en inversores conservadores, puede interesar abrir un Depósito Individual de Ahorro a Largo Plazo o un Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo. Ello permitirá hacer imposiciones en los 5 ejercicios siguientes a conveniencia, sin superar 5.000€/año, y que la rentabilidad quede exenta si esperamos a retirar todo el importe acumulado cuando hayan transcurrido 5 o más años desde la primera imposición.

Has transmitido elementos patrimoniales:

  1. Si en lo que llevamos de 2017 has transmitido algún elemento patrimonial obteniendo por ello una plusvalía, tienes hasta fin del ejercicio para realizar minusvalías tácitas que tengas en algún otro elemento patrimonial. Así reducirá la tributación de la ganancia patrimonial que ya se ha materializado.
  2. Por el contrario, si has transmitido algún bien o derecho y se le ha producido una pérdida patrimonial, puedes aprovecharla para reducir la tributación de la ganancia que puedas materializar, de aquí a fin de año, transmitiendo con plusvalía otro elemento de tu patrimonio.
  3. También debes comprobar las autoliquidaciones de los 3 años anteriores, por si tiene un saldo negativo derivado de la compensación de ganancias y pérdidas patrimoniales que no hayas podido compensar. Como esa posibilidad se pierde si no se ejercita en un máximo de 4 años, te puede convenir materializar alguna plusvalía tácita transmitiendo el correspondiente bien o derecho para aprovechar dicho saldo.
  4. Si tienes una ganancia patrimonial realizada en el ejercicio y quieres rebajar la tributación de la misma con la materialización de una pérdida en participaciones de un fondo de inversión, puedes vender dichas participaciones y, si quieres reinvertir en otra institución de inversión colectiva, no sigas el procedimiento de reinversión con diferimiento establecido para aprovechar la pérdida.
  5. Si no te pagan un crédito, y no adquiere eficacia una quita sobre el mismo, te interesa iniciar cuanto antes un procedimiento judicial para ejecutar dicho crédito y así, cuando transcurra un año desde el inicio de dicho procedimiento, podrá ya imputarse la pérdida.
  6. Si vas a transmitir participaciones de una entidad no cotizada, y el precio va a ser inferior al valor neto contable de la participación o al resultado de capitalizar al 20 por 100 los beneficios de los 3 últimos años, te interesará preparar pruebas para destruir la presunción de que el valor es, como poco, el mayor de los dos apuntados.

Si te has separado o divorciado:

  1. Si te has separado en 2017 es conveniente que en el Convenio regulador se especifiquen los conceptos de la pensión compensatoria al cónyuge y las anualidades que se deban satisfacen tanto al excónyuge como a los hijos.
  2. Si en la resolución judicial no se dice nada sobre los pactos habidos en el Convenio regulador, el padre que satisface anualidades a los hijos no podrá aplicar las escalas estatal y autonómica separadamente a las anualidades y al resto de su base liquidable general.
  3. Los pagos extraordinarios como el dentista, la óptica, campamentos, clases de inglés, actividades extraescolares etc., pueden ser incluidos en el concepto de anualidades por alimentos a favor de los hijos, siempre que en el Convenio se establezca que dichos gastos serán asumidos por mitades por los progenitores o enteramente por uno de ellos.
  4. Si estás casado en régimen de gananciales y te separas, o si se disuelve una comunidad de bienes constituida por herencia o por voluntad de los comuneros, es aconsejable hacer un reparto equitativo de bienes y derechos porque, de no ser así, y además de las implicaciones que ello puede tener en otros impuestos, a alguno de los comuneros se le puede producir una ganancia patrimonial por la que tenga que tributar.