Ya casi estamos a final de año, y es el mejor momento para planificar la declaración de renta de 2017 para evitar, en la medida de los posibles, “sustos” en 2018.

Así os vamos a dar un serie de consejos para la planificación de vuestra renta que vamos a dividir en 4 post que publicaremos todos los martes hasta el 19 de diciembre.

En el primero os damos algunos consejos que podéis aplicar si sois trabajadores o habéis recibido alguna ayuda pública

Si eres trabajador:

  1. Puede ser un buen momento para modificar el contrato laboral para 2018 incluyendo retribuciones en especie que no tributan, como la tarjeta restaurante, la tarjeta transporte, el vale guardería o un seguro médico para la familia. En estos casos, debes tener en cuenta que al cambiar rentas dinerarias por rentas en especie el empleador deberá repercutirte el IVA correspondiente.
  2. Si utilizas un vehículo de la empresa como retribución en especie, solicita a tu empleador que el vehículo sea uno de los considerados eficientes energéticamente, de esta manera tu retribución en especie se puede ver reducida hasta en un 30 por 100.
  3. Si tu empresa te abona un seguro médico, puede extenderte la cobertura a tu cónyuge e hijos, de esta manera podrás beneficiarte de una exención de hasta 500€ para cada una de las personas aseguradas. Además, si alguno de los miembros de la familia es discapacitado, la renta en especie que no tributa se amplía a 1.500€ por cada uno de ellos.
  4. Si tienes derecho a cobrar la prestación por desempleo y vas a iniciar una actividad económica, te conviene solicitar el cobro de la prestación en la modalidad de pago único. De este modo no tributaras por ella, siempre que no ceses en la actividad iniciada durante los 5 años siguientes.
  5. Si te han despedido de tu empresa, la indemnización percibida, si es obligatoria, no tributa hasta el límite de 180.000€. No obstante, si tu relación con la empresa no era laboral sino mercantil, la indemnización tributa en su totalidad. A estos efectos, la Inspección  de Hacienda está facultada para calificar el tipo de relación contractual con la empresa.
  6. Si te han despedido de tu empresa, pero en un plazo de 3 años te vuelve a contratar la misma u otra vinculada con ella, perderas la exención de la indemnización, por lo que deberás presentar una declaración complementaria incluyendo la misma.

Si has recibido alguna ayuda:

  1. Tienes que tener en cuenta que cualquier ayuda percibida en este año tributará, excepto que la ley del impuesto la declare exenta. Buen ejemplo de ayudas que tributan puede ser la del Plan PIVE o la del Plan MOVEA a la compra de turismos o las subvenciones recibidas para la compra de vivienda.
  2. Si en 2017 te han concedido una ayuda pública pero aún no te la han abonado, no deberás declarar la ganancia hasta que te la paguen.
  3. Si vives en una comunidad de vecinos y dicha comunidad ha percibido alguna ayuda para la instalación del ascensor, no te olvides de declarar el importe percibido por la comunidad en proporción a tu cuota de participación.
  4. Si has recibido del Ayuntamiento una ayuda destinada a la guardería de los niños, cuyo servicio se preste mediante contrato de concesión de obra pública, no tributarás por ella porque se considera que es una beca pública exenta para cursar estudios reglados.
  5. Si has sido madre este año y has percibido la prestación por maternidad de la Seguridad Social, el criterio administrativo consiste en considerarla una renta no exenta, aunque algún Tribunal opina lo contrario.
  6. Si en 2017 has percibido ayudas públicas por defectos estructurales en la construcción de tu vivienda habitual, destinadas a repararla, te puede convenir acogerse a la opción de diferir su tributación, imputándolas en este ejercicio y en los 3 siguientes por partes iguales. Lo mismo sucede con las ayudas para acceder a la primera vivienda.